Arriba

Certificados sin redención anticipada

Invierte para un mejor mañana. Consigue más por tu dinero, al convertir tus ahorros en un certificado de inversión, con un crecimiento seguro y estable. Este instrumento de captación está diseñado para ofrecerte una mayor rentabilidad de tus fondos, pues no permite la redención o cancelación del mismo antes del tiempo de vencimiento.

Conocer más ¿Dónde solicitarlo?

Beneficios certificados sin redención anticipada

  • Disfruta de una mayor tasa de interés que un certificado financiero normal, de acuerdo con el monto y plazo de tu inversión.
  • Elige el plazo de tu inversión entre dos (2) años y tres (3) años.
  •  Tu inversión genera atractivos intereses mensuales, calculados en base a 360 días, los cuales podrán ser reinvertidos o acreditados a tu cuenta de ahorros ACAP.
  • Opción de cancelación a vencimiento, con opción de renovación automática.
  •  Recibes una notificación vía correo electrónico o telefónica previo al vencimiento de tu inversión, con la opción de renegociar los plazos y tasas bajo las condiciones que tenga la ACAP en ese momento para tu inversión.
  • Tienes la opción de elegir la apertura de tu inversión con un máximo de hasta tres titulares.
  • Acceso a realizar tus consultas utilizando nuestros canales digitales Internet Banking y Móvil Banking ACAP.
Quiero disfrutar estos beneficios

Requisitos certificados sin redención anticipada

  • Monto mínimo de apertura de RD$500,000.00.
  • Evidencia de fuentes de ingresos.
  • Persona física nacional– Cédula de Identidad y Electoral vigente.
  • Persona física extranjera residente permanente o residente temporal en la República Dominicana– cédula de identidad, provista por la Junta Central Electoral y pasaporte (del país del cual es nacional), ambos vigentes.
  • Persona física extranjera no residente en la República Dominicana– pasaporte (del país del cual es nacional) vigente y un documento de identidad adicional, obteniendo fotocopia del documento que compruebe la regularidad de su permanencia en la República Dominicana, cuando conforme al último sello de entrada al país, estampado en su pasaporte, esta haya permanecido por un período superior a noventa (90) días.