Misión, Visión, Valores

Visión

Ser la primera opción financiera para nuestros asociados y clientes, reconocida como referente en el sistema financiero nacional en cuanto a excelencia en el servicio, agilidad y eficiencia operativa.

Misión

Proporcionamos asesoría y soluciones financieras a personas, familias y empresas, respaldados por la experiencia y competencias de nuestro personal, así como con un marcado compromiso hacia la sostenibilidad.

Valores

  • RespetoAprecio y reconocimiento que los colaboradores de la ACAP poseen y muestran frente a sus clientes (internos y externos), asociados, colegas y frente a ellos mismos; considerando en adición que son dignos de ello y que deben ser tolerados.
  • IntegridadCapacidad de manifestar coherencia entre acciones, conductas y palabras, asumiendo responsabilidad de sus propios errores y mostrándose comprometido con la ética, honestidad y confianza en cada faceta de su conducta.
  • Pasión: Capacidad de sentir como propios los objetivos de la ACAP para darle sentido al trabajo.
  • ExcelenciaCapacidad para llevar a cabo las funciones y responsabilidades inherentes al puesto de trabajo bajo estándares de calidad, buscando la mejora continua, proponiendo la adaptación y modernización de los procesos y metodologías vigentes en la ACAP. Implica la capacidad de colaborar y cooperar con los demás, de formar parte de un grupo y de trabajar juntos en pro de un objetivo común.
  • Servicio: Es la capacidad para identificar, comprender y satisfacer las necesidades del cliente (interno y externo) y asociados de la ACAP, de un modo efectivo, cordial y empático; entendiendo y gestionando sus expectativas y necesidades, para ofrecer un servicio excepcional.
  • Sostenibilidad: Capacidad de apoyar en el cumplimiento a largo plazo de los objetivos institucionales de la ACAP, impulsando un modelo de desarrollo económico compatible con la conservación del medio ambiente, la inclusión social y el desarrollo de las comunidades.
  • Promoción del cambio: Capacidad para promover, adaptarse y avenirse a los cambios, modificando si fuese necesario su propia conducta para alcanzar determinados objetivos cuando surgen dificultades, nueva información, o cambios del medio, ya sean del entorno exterior, de la propia organización, del usuario o de los requerimientos del trabajo en sí.