Libro Legado de Vida

El ilustre escocés Adam Smith, pionero de las ciencias económicas, estudió en el siglo XVIII las razones por las cuales la sociedad valora los diamantes más que el agua. En la teoría conocida como “La paradoja del valor”, contenida en su obra “La riqueza de las naciones”, estableció que aunque nada es más útil que el agua, con esta no se compra nada. Por el contrario, un diamante, a pesar de su pobre valor de uso, sirve de medio de intercambio para una gran cantidad de bienes.

En la Asociación Cibao de Ahorros y Préstamos (ACAP) nos hemos dedicado a las actividades financieras por 50 años, durante todo ese tiempo hemos creado variadas soluciones de intercambio para clientes personales y empresariales, a partir del dinero ahorrado por nuestros asociados.

Sin embargo, entendemos que las gestiones realizadas para motorizar las labores productivas, el consumo y las soluciones habitacionales, carecen de sentido sin aire puro, aguas cristalinas, biodiversidad animal y una capa vegetal en buen estado, condiciones indispensables para mantener en equilibrio la salud propia y la de nuestros seres amados.

Ahorrar con nes de propiciar un futuro promisorio para nuestros hijos debe ir de la mano con el cuidado de los tesoros ambientales del país, tales como los bosques, los ríos, las montañas y todos los recursos naturales que nos permiten vivir a plenitud.

Con la edición del libro “Legado de Vida – Parques Nacionales de la República Dominicana”, ACAP auspicia una vez más la exposición de nuestras riquezas naturales. De esta manera, continuamos la valoración que hacemos de los tesoros Legado de Vida ecológicos de la isla mediante la publicación de hermosos calendarios temáticos anuales, los que ya se han convertido en una refrescante tradición acogida por los dominicanos.

Esta bella y singular obra es de la autoría de los destacados artistas del lente Eladio Fernández, Ricardo Briones y José Alejandro álvarez, con textos de la ambientalista Yolanda León. En sus páginas se retratan y describen, a grandes trazos, los treinta (30) parques nacionales que conforman el sistema dominicano de áreas protegidas, cuyo marco jurídico lo de ne la Ley 202-2004. Además de su importancia para la conservación de la biodiversidad y todos los recursos que albergan, naturales y culturales, estos parques incluyen algunos de los paisajes más paradisíacos de nuestra Quisqueya, la “madre de las tierras”.

Como Smith, en la Asociación Cibao de Ahorros y Préstamos creemos que nada es más útil que el agua, pero también soñamos con cambiar la “paradoja del valor” en la conciencia de nuestros compatriotas. Por eso, bajo el entendido de que no se puede amar lo que no se conoce, nos empeñamos en mostrar la mayor riqueza de que disponemos los dominicanos: nuestro patrimonio natural.