Pensiones: Programando un futuro productivo

Prever siempre es importante.

Y un tema que debemos tomar en consideración, dentro de nuestros objetivos financieros, es el refente a las pensiones.

¿Qué se entiende por pensión?

A un sistema previsorio que busca reemplazar la pérdida o reducción del ingreso por vejez, fallecimiento, discapacidad, cesantía en edad avanzada y sobrevivencia.

En nuestro país existe la Ley 187-01 de Seguridad Social y dentro de la misma se encuentra detallado, todo lo relativo a los diferentes esquemas de pensiones que contempla la ley.

Ahora bien, mas allá de lo que abarca la ley, las personas deben contemplar opciones previsorias, al momento de optar por retiro voluntario, vejez o discapacidad.

En la ley se contempla 3 regímenes para fines de pensiones.

  1. Régimen Contributivo: Comprende a los trabajadores asalariados públicos y privados y a los empleadores, financiado por los trabajadores y empleadores, incluyendo al Estado como empleador.

El régimen contributivo ofrece los siguientes beneficios:

a) Pensión por vejez.

b) Pensión por discapacidad, total o parcial.

c) Pensión por cesantía por edad avanzada.

d) Pensión de sobrevivencia.

2. Régimen Subsidiado: Protege a los trabajadores por cuenta propia con ingresos inestables e inferiores al salario mínimo nacional, así como a los desempleados, discapacitados e indigentes, financiado fundamentalmente por el Estado Dominicano.

Cobertura del Régimen Subsidiado.

a. Pensión por vejez y discapacidad, total o parcial.

b. Pensión de sobrevivencia.

Las pensiones solidarias tendrán un monto equivalente al sesenta por ciento (60%) del salario mínimo público e incluirá una pensión extra de Navidad. A fin de preservar su poder adquisitivo, las mismas serán actualizadas de acuerdo al índice de precios al consumidor.

  1. Un Régimen Contributivo Subsidiado: Protege a los profesionales y técnicos independientes y a los trabajadores por cuenta propia con ingresos promedio, iguales o superiores a un salario mínimo nacional, con aportes del trabajador y un subsidio estatal para suplir la falta de empleador.

Este esquema de cotización dentro del sistema de seguridad social, aún no está en ejecución dentro del mercado dominicano.

Como señalamos más arriba, más allá de las pensiones reglamentarias, las personas pueden optar por esquema de cotizaciones complementarias, que ofrecen las diferentes Administradoras de Pensiones, acreditadas para operar en el mercado dominicano.

Estos sistemas de pensiones complementarios, deben responder a la necesidad y expectativa de cada persona.

Es importante que las personas, también puedan identificar, fuentes de ingresos pasivos, los cuales se generan sin la necesidad de realizar algún trabajo de manera presencial.

Dentro de las opciones existentes para generar ingresos pasivos, se pueden citar:

  1. Inversiones en el mercado inmobiliario.
  2. Inversiones en mercado de valores, a través de puestos de bolsas, acreditados por la Superintendencia de Valores.
  3. A través de instrumentos financieros como certificados de depósitos, bonos gubernamentales, entre otros.

Si queremos comenzar a construir un efectivo sistema de previsión (Pensiones) es importante iniciar a planificar con tiempo.