¿Cómo crear los buenos hábitos financieros?

La Real Academia de la Lengua Española define hábitos, como: “Modo especial de proceder o conducirse adquirido por repetición de actos iguales o semejantes, u originado por tendencias instintivas”.

Vista esta definición, podemos llegar a la conclusión, que los hábitos, no son más que la consecución de acciones que ejecutamos en el tiempo, para alcanzar un objetivo fijado.

En finanzas, pasa lo propio. Nuestro comportamiento personal influirá en los resultados que podamos obtener, en la administración de nuestros recursos financieros.

Queremos compartir contigo, algunas recomendaciones puntuales, sobre lo que consideramos son los ejes principales de las finanzas, para crear hábitos saludables.

Comencemos por el Presupuesto.

La elaboración de un presupuesto, se convierte en la herramienta más efectiva para administrar nuestro dinero.  En el presupuesto se refleja nuestra realidad financiera y con este, podemos hacer las proyecciones de lugar, en la fijación de las metas financieras.

Hay diversas maneras de elaborar un presupuesto. Abundaremos sobre dos, en esencia.

  1. Se puede elaborar un presupuesto por asignación previa, esto significa, que se van asignando porcentajes (%) a cada renglón financiero (gastos, ahorro, deudas) y a partir de esas asignaciones, se va ejecutando el presupuesto.
  2. Está el presupuesto por evaluación. Con este tipo de presupuesto, analizamos y comparamos las partidas consumidas con los montos que habíamos contemplado agotar durante un periodo (semana, quincena, mes).

Luego de ver el tema del Presupuesto, nos toca hablar del Ahorro.

El ahorro es la porción de nuestros ingresos disponibles, que no utilizamos para pagar deudas, realizar gastos y que reservamos con el objetivo de hacer frente a compromisos futuros.

El ahorro representa el inicio de una buena relación con el dinero. 

Para comenzar a crear el importante hábito del Ahorro, debemos ponerle nombre y apellido a nuestras metas financieras, para darle sentido a la acción de ahorrar.

El ahorrar tiene múltiples beneficios, dentro de los cuales podemos citar:

  1. Nos sirve para limitar los consumos desmedidos.
  2. Nos ayuda a no tener ansiedad por poseer dinero.
  3. Nos induce a la creación de Fondos de Emergencias (de 1-3 meses para poder cubrir gastos primarios).
  4. Nos permite enfrentar contingencias.
  5. Podemos usar los ahorros para emprender proyectos empresariales y sociales.
  6. Nos ayuda a establecer diferencia entre Deseos y Necesidades.

Otro de los elementos financieros que debemos trabajar para ir creando buenos hábitos son los gastos.

Los gastos representan alrededor del 65% de nuestros ingresos mensuales.

Para crear buenos hábitos financieros relacionados a los gastos, es importante hacer un Plan de Gastos, donde se reflejen todos los compromisos recurrentes que asumimos. El plan de gastos, es la parte operativa del presupuesto.

¡Recuerda que la calidad de vida, depende de la calidad de tu gasto!

No podemos dejar fuera de estas recomendaciones, lo relativo al endeudamiento.

Recuerda que la deuda, es dinero de tercero y por lo tanto asumir un compromiso crediticio, conlleva un costo del dinero en el tiempo.

Cuáles aspectos debemos considerar al momento de endeudarnos:

  1. Identificar la razón del endeudamiento. NO tomar prestado porque sí.
  2. Determinar mi capacidad de pago. Esto significa, saber si seré capaz de honrar el compromiso puntualmente.
  3. Tomar en cuenta el interés, capital a financiar y el tiempo. Analizar la pertinencia del crédito a tomar.
  4. Planificar las deudas. Saber cuándo es prudente endeudarse, basado en tu actualidad financiera y realizar proyecciones.

Concluyo estas recomendaciones con una reflexión:

Crear hábito toma tiempo, constancia, perseverancia y disciplina. Se puede lograr, pero toma en cuenta que como te comportes de manera personal, ese comportamiento incidirá en las demás áreas de tu desarrollo personal.

¡Comienza hoy a trabajar!